PRESENTACIÓN DEL BLOG

Saludos a tod@s!
¿Qué vais a encontrar en este blog? De todo un poco.
Críticas, denuncias, mi día a día, curiosidades, reflexiones...
Pero sobretodo, mi voz.


martes, 1 de diciembre de 2015

Hipotiroidismo - Primeras pruebas


Tras la primera analítica, en la que se me detectó hipotiroidismo, empezaron a sucederse las analíticas y las pruebas.
-Visita con la doctora, que me explica lo básico sobre esa enfermedad y ya me receta Eutirox de 50 microgramos.
Una pastilla cada día en ayunas. Para el resto de mi vida...
A la semana siguiente:
-Visita con el endocrino, que palpándome el cuello con sus dedos me dice que me encuentra nódulos (bultos...), me manda hacer una ecografía del cuello y me aumenta la dosis de Eutirox a 75 microgramos. También me informa de que, según lo que se vea en la ecografía, me pincharán para extraer una muestra y hacer biopsia.... Eso no suena nada bien.....
En diez días:
-Nuevo análisis de sangre y ecografía. No ha habido necesidad de pinchar. En principio, más que nódulos, lo que se aprecia es hinchazón... No sé si es mejor esto o los nódulos...
Para la semana que viene:
-Nueva visita con el endocrino. Valoración de los resultados de los análisis y la ecografía.
No está mal, el ritmo de visitas y pruebas que llevo.
Y lo que me queda!!
Lo único que tengo bien claro es que, a mejor, no va a ir. Todo lo contrario. Y la medicación, las pruebas, las analíticas y las visitas van a ser cita obligada en mi día a día...
En un mal intento de consolarme, al médico se le ocurre decirme que, con un poco de suerte, cuando logre encontrar la medida justa de medicación que necesito, podré hacer vida normal...
¿¿¿Y si no la encuentra????
Buena pregunta....
Creo que lo mejor es que empiece a disfrutar de cada momento de mi vida como si fuera el último....

Esta es mi pasión:
Caminar por senderos y montañas, descubrir la belleza que se oculta en esos maravillosos rincones,
disfrutar de la buena compañía, la familia, los amigos...
En pocas palabras: VIVIR!!!
Si pincháis    AQUÍ     pordréis ver y seguir mis aventuras.


domingo, 29 de noviembre de 2015

CONEJO CON NABO NEGRO


No sé si estaréis de acuerdo conmigo, pero lo que mejor le va al conejo es un buen nabo negro.....
No me seáis mal pensados.... Jejeje....
Lo primero de todo, ¿Qué necesitamos para el evento?

Primero de todo, un buen conejo.
Y unos hermosotes nabos negros.

También necesitaremos una cebolla, tres o cuatro tomates maduros, una cerveza, sal y pimienta al gusto, aceite para dorar el conejo, un poco de tomillo y un par de hojas de laurel.
Empezaremos con los preliminares....

Hay que pelar los nabos...  Me gusta más la textura que tienen así,
 con la carne firme y suavecita...

Y trocearlos.
También hay que trocear bien pequeña la cebolla, y rallar los tomates.
Y ya podemos encender el fuego.

El conejo, doradito, bien rubito.....
La cebolla y el tomate, bien sofritos.
Añadir el conejo.

Y la cerveza.
Por favor, no me seáis tacaños!! Por la poca diferencia que hay entre ellas, usad una buena cerveza...

Esta es la mía...
Ahora hay que dejarlo cocer. 
Cuando la carne empiece a estar tierna, se añaden los nabos, el tomillo y el laurel. La sal siempre al final, sobretodo los que cocinamos con poca sal...
Y ahora a esperar a que esté en su punto.
Y... ¿Cual es su punto?
Muy fácil. Cuando las carnes del conejo se separan, éste está en su punto....

Mmmmmmm........
¡¡Buen provecho!!






martes, 17 de noviembre de 2015

Hipotiroidismo - Síntomas

PRIMEROS SÍNTOMAS DE ALARMA

Estoy afectada de hipotiroidismo.
No pretendo hacer una tesis doctoral sobre esta enfermedad.
Todos los posts, comentarios, reflexiones, dudas, ideas... referentes a ella, son fruto de los efectos que causa en mí.
Todo lo que voy a describir será mi día a día, mi lucha, los efectos de la enfermedad en mi organismo, y los tratamientos y pruebas a los que soy y seré sometida. Siempre aplicado a mi persona y a mi particular punto de vista.

Hace apenas un mes mi médico me comunicó que padecía Hipotiroidismo.
En un principio me quedé muy sorprendida.
-Primera pregunta: ¿Y esto, qué es?
Bueno, podría perderme en largas y tediosas explicaciones sobre esta enfermedad, pero sólo os diré que el hipotiroidismo es consecuencia de una baja actividad de la glándula tiroides y que se caracteriza por una disminución global de la actividad de todo nuestro organismo. Afecta a funciones metabólicas, neuronales, cardiocirculatorias, digestivas, etc.
En pocas palabras, enlentece nuestro metabolismo. TODO!!
Para los que deseéis conocer más detalles sobre esta enfermedad os dejo un par de enlaces con unas explicaciones bastante claras y entendedoras.

HIPOTIROIDISMO - Qué es, causas y síntomas

SABER MÁS SOBRE EL HIPOTIROIDISMO

-Segunda pregunta: ¿Cuales son sus síntomas?
Ahí empiezan los problemas.
Pueden ser muchos, pero muchas veces pasan desapercibidos al confundirse con la sintomatología de otras dolencias....
Si tenemos en cuenta que esta enfermedad se caracteriza por una disminución de la actividad de nuestro organismo, lo que notaremos es como si todo nuestro organismo estuviera de bajón.
Mayor cansancio, a veces incluso agotamiento (físico y psicológico).
Mayor somnolencia.
Intolerancia al frío.
Desánimo, apatía, bajón emocional.
Cabellos y piel muy secos.
Aumento injustificado de peso.
Sé que son muchos más los síntomas que pueden sentirse, pero estos son los que yo sentí y los que a mí me llamaron la atención y me hicieron decidir acudir al médico.
Lo que me hizo ver que algo fuera de lo normal me estaba sucediendo, fue el cansancio.
Los fines de semana y festivos suelo practicar senderismo por la montaña, y este verano alta montaña (sin llegar a la escalada).

Las rutas que acostumbro a hacer no son nada del otro mundo, sobretodo estando en buena forma física....

Al principio tomé ese cansancio como un día tonto. Falta de nutrientes, de agua o demasiado calor....
La somnolencia... también la había achacado al cansancio y al hecho de madrugar para hacer algunas de mis salidas.
Pero ese cansancio y ese desánimo se agravaban y se acentuaban a cada salida. Hasta que estuve a punto de no poder ni empezar una de las rutas... Ahí supe que algo no funcionaba...
Había empezado a pensar que eran síntomas de vejez (tengo 54 años), que era normal que me cansara, y que conduciendo, cada 50 km, tuviera que para porque se me cerraban los ojos. Y el suave pero constante aumento de peso, todo y hacer mucho deporte.
Ese frío que se apodera de mí y que me hiela las entrañas.
Esos días apáticos y sin ganas de hacer nada...
Pero me dí cuenta de que había algo más que unos simples síntomas de vejez.
Tras aquel día en que por poco me doy la vuelta sin ser capaz de terminar una ruta nada complicada, decido ir al médico.
Y ya para empezar, análisis, radiografías de pulmones y aspirometría,por si acaso...
Bastó con la analítica.
Mostró niveles bajos de tiroxina (es la hormona que produce la glándula tiroides) y el colesterol alto, otra consecuencia del hipotiroidismo......  




miércoles, 4 de febrero de 2015

ENTREVISTA A UNA EX-FUMADORA

Ya os he explicado, a lo largo de varias entradas en este mismo blog, cómo dejé de fumar.
No fue tarea fácil.
Fue duro. Muy duro.
Y os he de confesar que, desde que dejé el tabaco hace tres años, he recaído en no pocas ocasiones.
Pero he aprendido a no considerar estas recaídas como fracasos, sino como experiencias de las que aprender.
Ahora, después de tres años sin fumar ( excepto momentos puntuales y algunas recaídas que en seguida superé), he aprendido que alrededor de dejar de fumar hay mucha leyenda urbana.
Los métodos para dejar el tabaco son muchos y muy variados (hay tantos como ex-fumadores).
Pero me he dado cuenta de que sólo uno es realmente eficaz. ¡NO VOLVER A ENCENDER JAMÁS UN CIGARRILLO!  ¡¡AUNQUE SE HUNDA EL MUNDO!!
Mi intención con estas publicaciones es apoyar y ayudar a todos aquellos fumadores que se planteen dejar el tabaco para siempre.
Para ello, le pedí a una amiga mía interesada en dejar de fumar (fumadora de más de dos paquetes diarios), que me hiciera todas las preguntas que creyera convenientes sobre el tema. Un punto de vista diferente puede ser muy importante....
Y reconozco que mi amiga Laura resultó muy inquisitiva...

Laura - En primer lugar, felicitarte por conseguirlo. Yo lo he intentado muchas veces, con muchos métodos diferentes, pero.... el ansia me vuelve loca. ¿Qué hacías cuando sentías que ya no podías más y que fuera como fuera tenías que salir a por tabaco?
C - Intentar no perder la calma. En los momentos críticos procurar ocupar la mente con alguna otra cosa. Jardinería, bricolaje, trabajos manuales, paseos.... Y sobretodo, tener algo a mano que llevarme a la boca. Chicles, caramelos, fruta.... ¡Sin azúcar!
Pero lo más importante era repetirme una y otra vez: "Ahora, no..."
Pensar "no volveré a fumar jamás..." es demasiado negativo y provoca más ansia.
Laura - A mí me da siempre por tener un hambre atroz. Necesito comer a todas horas. Y aunque me decante por productos sin azúcar... En seguida gano kilos. Y eso me horroriza...
C - Si, éste es uno de los efectos secundarios más habituales. Pero se puede contrarrestar un poco.
Ya que dejar de fumar va a ser un cambio muy importante en tu vida ¿por qué no cambiar también otros hábitos? Come mucha fruta y verdura, bebe muchos líquidos y haz mucho deporte...
Laura - ¿Deporte para dejar de fumar?
C - Si, por muchas razones.
1 - Mientras haces deporte no piensas en el tabaco.
2 - Estarás rodeada de gente que no fuma
3 - El ejercicio físico produce endorfinas, y éstas te aportan sensación de bienestar.
4 - Haciendo ejercicio físico ayudarás a quemar parte de las calorías que ingieras de más.
Laura - ¿Hay algún deporte específico?
C - No, cualquiera vale. Yo me decanté por el senderismo y el montañismo...
Laura - Sabes que soy bastante sedentaria...
C - De todas formas, piensa que lo que realmente importa ahora es dejar de fumar. Ya habrá tiempo de perder esos kilos un poco más adelante...
Laura - ¿Cuánto tiempo dura ese "mono" incontrolable? Me refiero a esas desesperadas ansias de encender un cigarro...
C - Lo peor no dura más de una semana. A partir delos 8/10 días, estas ansias incontrolables ya son menos intensas, aparecen más distanciadas y las puedes disipar con más facilidad.
Laura - Y... ¿Hasta cuando se sienten ganas de fumar?
C - Nunca desaparecen del todo. Por eso hay que estar muy atento y pase lo que pase no volver a encender un cigarro.
Laura - Hay gente que lo controla y puede fumar sólo los domingos y nada el resto de la semana....
C - Eso es mentira. Una de la muchas leyendas urbanas. Es tu mente, que está cabreada porque le has quitado la nicotina y trata de hacerte creer eso. Los que empiezan a fumar los domingos y creen que lo controlan acaban volviendo a fumar a diario.
Laura - Y los efectos positivos, las mejoras... ¿Cuándo las empiezas a notar?
C - A los pocos días. Piensa que en una semana tu cuerpo ya está libre de nicotina, y a partir de ahí empieza a regenerar. Lo primero que empecé a notar fue menor dificultar a la hora de subir montañas, mayor capacidad respiratoria y mejoría en el olfato.
Laura - Una cosa me tiene intrigada. Hacía siglos que no enfermaba. Ni siquiera un simple resfriado. Dejé de fumar y empecé a toser mucho, a resfriarme un par de veces en un invierno e incluso pillé una bronquitis monumental. Vaya contradicción ¿no?
C - En parte lo parece, pero todo es un juego de tu mente. Cómo te he dicho, tu mente está muy cabreada contigo porque ya no le proporcionas nicotina. Y su única manera de intentar recuperarla es haciéndote creer que tu salud era mucho mejor cuando fumabas.
Piensa además que los cigarrillos contienen otras substancias mucho más peligrosas y adictivas que la nicotina. Cuando dejas de fumar se producen muchos cambios en en cuerpo. Pero en poco tiempo se vuelve a la normalidad.
Laura - ¿Qué me dices de los chicles de nicotina, parches o medicamentos para dejar de fumar?
C - No dudo de que pueden ayudar. Sobretodo a personas que como tú fuman más de dos paquetes de tabaco al día. Si se corta un suministro de nicotina tan grande de la noche a la mañana puede que el "mono" sea demasiado fuerte para resistirlo. Aunque cada persona es un mundo...
Laura - ¿Y lo de llevar un par de cigarrillos encima, por si en un momento dado no puedo aguantar más? Parece que, si además del ansia de no fumar, le añadimos el estrés de no poder echar mano a un cigarro si nos vemos muy apurados puede generar aún más ansia ¿no?
C - Otra leyenda urbana. Si llevas un cigarro encima, te lo acabarás fumando. Y luego otro, y otro.... Si decides dar el paso, hazlo bien.
Laura - A pesar de todo lo que dices, tú misma has recaído algunas veces....
C - Sí, y no me escondo. Es muy fácil recaer. y no debemos verlo como un fracaso, sino como una lección. Por eso he dicho que la única solución para dejar definitivamente el tabaco es no volver a encender un cigarro jamás en la vida. Pase lo que pase.
Laura - Quiero dejar de fumar. ¿Algún consejo para empezar?
C - Lo más importante:
1 - Decídete y pon una fecha.
2 - Busca apoyo médico si crees que lo necesitas.
3 - Busca apoyo de amigos que también lo hayan dejado. Hablarlo, recibir apoyo moral y que valoren tu esfuerzo es muy importante.
4 - Cuando llegue el día, tira a la basura tabaco, encendedores, ceniceros... Ya no los vas a necesitar.
5 - Respeta tu decisión y esta fecha. No la cambies.
6 - Nunca pienses "no voy a fumar nunca más." Es mejor que pienses "ahora no, más tarde..." y que trates de ocupar y entretener tu mente con alguna actividad. Piensa siempre en lo positivo, en lo que vas a mejorar.
7 - Y si todo esto te falla o te parece insuficiente, añádele un ingrediente muy especial y que no suele fallar: !!!Un par de cojones!!! A veces son realmente imprescindibles...

Una semana después de hacerme esta entrevista, Laura dejó de fumar. Hace apenas un par de meses, y su satisfacción es total.
Ella misma reconoce que no fue tan duro como se pensaba. La mala información y el miedo a esos días difíciles la hicieron desistir en muchas ocasiones.
Hablo mucho con ella, y me consta que ya empieza a disfrutar de las mejoras en su salud. Incluso la llegué a convencer para que me acompañara de vez en cuando en algunas salidas por la montaña. Y ahora que no se ahoga a los dos pasos, me ha confesado que le está gustando... ¡Otra que va a caer enamorada de la montaña!





miércoles, 31 de diciembre de 2014

FELIZ 2015

Hemos llegado al último día del año.
Es tradicional hacer un repaso de lo que hemos hecho y lo que nos ha quedado por hacer.
También es tradicional hacer una laaaaaarga lista de propósitos para el próximo año....
Amigos, tengamos un sólo propósito: ¡SER FELICES!
No importa si vamos o no al gimnasio. Si aprendemos inglés, ruso o chino o lo dejamos a las dos clases. Si subimos montañas, cruzamos ríos o paseamos cerca del mar.
Sólo una cosa importa: Ser felices.
Aprendamos a ser nosotros mismos, a querernos, a mimarnos y a mostrarnos cómo somos.
Si sabemos querernos y aceptarnos, sabremos querer y aceptar a los demás.
Recordad que la vida es como una obra de teatro y que cada uno es el protagonista de su función.
¡Y no permite ensayos!
Hagamos de nuestra vida una función que nos haga saltar las lágrimas al recordarla. Pero que sea de alegría y felicidad.
Yo ya tengo mi lista de propósitos para el próximo año.
¡SER FELIZ!

Os deseo a tod@s un FELIZ 2015!!!

Y una pequeña colección de lo que para mí ya son maravillosos recuerdos de 2014.

jueves, 18 de diciembre de 2014

PASIÓN POR EL SENDERISMO O ALGO MÁS...

A mucha gente le gusta practicar senderismo. Es una actividad relativamente barata, sana y muy gratificante.
Pero... ¿Qué sucede cuando esta afición se convierte en una pasión?
Pues que no puedes dejar de salir a subir y bajar montañas, admirar las espectaculares vistas que se muestran ante nuestros ojos desde alguna cima, descubrir rincones de incomparable belleza o disfrutar de las muchas sensaciones que se pueden percibir en un bosque.
Al menos este es mi caso.
Empecé paseando, caminando arriba y abajo por el paseo marítimo de mi pueblo. En parte como ejercicio físico y en parte para rebajar el estrés y ayudarme a superar problemas.

Aquí empezó todo....

Pero en poco tiempo este recorrido se me quedó pequeño.
Empecé a mirar a mi alrededor y me fijé en algunos cerros que tenía no muy lejos.
¿Por qué no intentar llegar a ellos?
Al principio me costó, estaba en muy baja forma física, pero en poco tiempo noté como ganaba en fuerza y resistencia.

No tardé mucho en disfrutar subiendo a cerros como esos...

Cuanto más caminaba, más quería caminar.
Cuanto más subía, más arriba quería subir...


El mítico Pedraforca. Impensable apenas un par de años atrás...

Hasta que esta afición se convirtió en una pasión, en un estilo de vida.
Sé que hay gente que no lo entiende.
Levantarse un día de fiesta a las 4 o las 5 de la madrugada, recorrer más de 100 km en coche, para hacer una ruta de 14 ó 15 km y volver a hacer más de 100 km para regresar a casa...
Pero, el placer que siento al reunirme con amigos que como yo disfrutan de esta misma pasión, la satisfacción de conseguir llegar a cimas que años atrás eran impensables para mí, las sensaciones que me embriagan al descubrir un rincón oculto en un bosque, o un salto de agua, o esas espectaculares vistas desde altos miradores, son mucho más fuertes y más poderosas que esos "pequeños inconvenientes."

Impresionantes vistas que cortan el aliento...

Colores y sensaciones imposibles de describir...



Pequeños rincones. Grandes historias...


Y no es sólo la naturaleza lo que me apasiona. Me encanta la historia, las leyendas, las tradiciones... No me conformo sólo con ver y admirar. Necesito conocer los lugares por los que me muevo, su historia, curiosidades, las gentes... A través de esos conocimientos soy capaz de disfrutar mucho más de mis salidas.
No se, a veces pienso que soy un poco bicho raro... Aunque me he dado cuenta de que no soy la única en sentir esa pasión.
Un amigo me dijo que eso es una enfermedad que no tiene cura, al contrario, que cada día va a más...
Me gustaría saber si hay más bichos raros como yo, sueltos por ahí...




martes, 14 de octubre de 2014

COMPETICIÓN DE REMO

Esta es una historia que me han contado esta mañana. No es mía, pero me ha gustado mucho por su similitud con la realidad....

Hace un par de años, España y Japón decidieron competir en una prueba de remo.
Durante unos meses, ambos equipos estuvieron preparándose y entrenando muy duro. No se escatimó en medios ni en presupuesto. Buenos preparadores físicos, masajistas, dietistas, y todo cuanto hiciera falta para llegar al evento en la mejor forma posible.
Y llegó el día de la competición.
Japón se presentó con un equipo de un capitán y siete remeros.
España se presentó con siete capitanes y un remero.
Ese año, Japón ganó por un kilómetro de ventaja.
Muy dolidos por esta derrota, los españoles decidieron investigar a fondo el asunto para subsanar los posibles errores.
Se creó una comisión de investigación, y se contrató a una empresa extranjera para que hiciera un inventario de posibles errores y propusiera las soluciones oportunas.
Tras cinco meses de arduos trabajos y abultadas carpetas llenas de extensos informes, se dedujo que el equipo podría haber estado algo... descompensado.
Para corregir ese error, en la siguiente competición España se presentó con cuatro capitanes, dos supervisores, un técnico en navegación... y un remero.
En esta ocasión , la derrota por parte del equipo japonés fue por dos kilómetros.
Muy disgustados y exasperados, los españoles decidieron tomar medidas drásticas.
Esta vez se contrataron a dos empresas de investigación (para contrastar resultados).
Se homenajeó y recompensó a los cuatro capitanes, los dos supervisores y el técnico de navegación con una aportación económica y una sencilla cena (apenas doscientos comensales), por su arduo esfuerzo en animar y estimular al remero.
Y.... se despidió al remero. Por falta grave de desidia en el desempeño de su labor...
Para la siguiente competición, se llegó a la conclusión de que podría tratarse de un problema de material y... se cambió la canoa.